viernes, 25 de diciembre de 2009

La princesa Esmeralda

En un mundo paralelo a la tierra, vivían dos princesas gemelas que desde allí gobernaban ambos mundos y estas siempre nacían gemelas.

Una siempre se llamaba Emerode, la del mundo paralelo, y la otra, Esmeralda, la de la tierra.

Ambas vivían en el mundo paralelo, cuna de la vida y de la sabiduría, ambos mundos mantenían la comunicancion a trabes de los critales de Emeriel, que si se escuchaba con atención podías oír el canto solemne que las princesas cantaban cuando la felicidad las abrumaba, pero un día, cuando las princesas amaron a unos mundanos simples, la guerra estallo.

Cuando este suceso se dio a conocer, la princesa esmeralda que amaba con fervor a aquel simple chico y el a ella, decidieron escapar pero si escapaban el equilibrio se marchitaría a si que la princesa Emerode decidió junto con su hermana algo que las perjudicaria a aMbas pero que las daría la libertad que anhelaban, ambas cogieron el cristal mas puro que había de Emirel en la tierra y en el mundo paralelo y con esos cristales fabricaron unos colgantes idénticos salvo por que uno era de plata y otro de oro, cada una cogió la piedra que le correspondía y decidieron sellar en ellas sus poderes para la eternidad, hasta que ambos mundos estuvieran a punto de la destrucción entonces se las llamaría de nuevo y estas reencarnaría a las nuevas princesas, después rompieron el resto de cristales y por culpa de tal esfuerzo murieron ambas.

pero lo que nadie sabia es que estas se habían casado con aquellos mundanos y que estos tenían ahora los colgantes, uno de ellos estaba en la tierra, otro en el mundo paralelo y junto a ellos había una pequeña niña, las princesas habían dado cada una de ellas a luz a una niña, las dos destinadas a no saber esa historia y sus padres a guardar esos colgantes, hasta que esos colgantes llamaran a las niñas para que cumplan su cometido y que hederen su poder legitimo y ese día a llegado en este siglo, el siglo XXI

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada